domingo, 25 de junio de 2017

Futuro del Movimiento Verde inquieta a la comunidad política

El Movimiento Verde es alimentado por sectores de la sociedad civil y partidos políticos de oposición en contra del PLD.El futuro político del Movimiento Verde es fuente de inquietud tanto en las filas de sus gestores como de los partidos políticos del sistema, pues se trata de una lucha inversamente proporcional, es decir, si los partidos se siguen debilitando el movimiento podría seguir creciendo, pero si los partidos logran introducir los cambios que demanda la sociedad, el movimiento podría quedar neutralizado. 


En esa dinámica y en vista de que para las próximas elecciones faltan casi tres años, nadie puede predecir con certeza el camino político que seguirá el Movimiento Verde, aunque el impacto que tiene y podría seguir teniendo en el escenario es indiscutible.

Además la entidad evidentemente seguirá ejerciendo presión al gobierno a pesar de que ya fueron sometidas 14 personas por el escándalo de Odebrecht, que fue la causa que dio origen a la demanda. Para el 16 de julio convocó una marcha nacional en el Distrito Nacional, que sería la sexta y hasta ahora todas han tenido éxito.

Las mejores ponderaciones de que el Movimiento Verde podría convertirse en partido político vienen de las experiencias que han tenido otros países con partidos que han surgido del movimiento social como el caso de Podemos en España y más recientemente de En Marcha, que llevó a la presidencia a Enmanuel Macrón en Francia.

“República Dominicana es un país de partidos con estructuras fuertes. Esto no significa que no pueda surgir un movimiento nuevo como ocurrió en Francia con Macron y de Inglaterra con Corbynn”, opinó el politólogo y consultor internacional Mauricio De Vengoechea.

Al mismo tiempo, el analista ve una gran debilidad en el Movimiento Verde que no enfrentaron los movimientos exitosos de Europa, le falta la figura de un líder. “El tema es que este tipo de movimientos necesitan de un líder que sea percibido como un candidato nuevo, disruptivo, que rompa la dinámica de la política tradicional, líder que sinceramente no veo aún entre los promotores o participantes la Marcha Verde”, subrayó.

A pesar de eso, el vicepresidente de la Asociación de Consultores Políticos de América Latina reconoció que el movimiento tendrá impacto en los partidos. “Lo que sí es cierto es que este movimiento al igual que ocurrió con las manifestaciones del 4% en su momento, producen un efecto que juega en contra de los partidos tradicionales muy especialmente contra el PLD que será el más afectado”, sostuvo.

¿Con quiénes cuenta concretamente el Movimiento Verde?

El movimiento social surgió a principio de enero de este año, al menos ante la opinión pública, empujado por organizaciones sociales diversas, medios de comunicación y periodistas con mucho impacto en la opinión pública con el tema de la lucha anticorrupción y la impunidad. Pero el Movimiento Verde ha logrado el apoyo de los partidos de oposición y hasta sectores del Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

Los partidos y sus líderes que apoyan el movimiento son el Partido Revolucionario Moderno (PRM), el Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), Partido Quisqueyano Demócrata Cristiano (PQDC), Alianza País, Partido Humanista Dominicano, la Fuerza Nacional Progresista (FNP), Frente Amplio, Dominicanos por el Cambio. 

Además las organizaciones políticas de izquierda como el Frente de Lucha Popular (Falpo) y la Fuerza de la Revolución, de Narciso Isa Conde. El movimiento también cuenta con el apoyo de sectores empresariales y organizaciones de la sociedad civil como Participación Ciudadana, el Centro Bonó y representantes de la iglesia católica, como el obispo monseñor Víctor Masalles y la comunidad evangélica de la Confederación Dominicana de Iglesias Evangélicas (Codue).

Al mismo tiempo el movimiento no encuentra resistencia ni críticas de peso pues ningún sector político podría contradecir la lucha contra la corrupción y la impunidad y probablemente en eso radica su éxito a nivel de opinión pública.

Sin embargo, sobre su futuro hay más interrogantes que respuestas. Si decide convertirse en partido político automáticamente perderá el apoyo de los partidos que hasta ahora lo han respaldado y si toma alguno de los que ya tienen personería jurídica para su plataforma legal, corre el riesgo de perder la credibilidad y ser más de lo mismo que critica.

La diversidad de las ideologías que convergen en esa iniciativa, sería otro factor de choque. Por ejemplo, las iglesias son contrarias al discurso de que se permita el aborto en algunas circunstancias, criterios que sí promueven los principales promotores de los verdes y que se identifican con los sectores más liberales del país.

Manifiesto golpeó imagen de los verdes
Enfrentar el movimiento ha sido un dolor de cabeza para el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y el gobierno del presidente Danilo Medina y en cada ataque, en lugar de debilitarlo parece que se fortalece. Sin embargo, el pasado fin de semana, el movimiento recibió un duro golpe en su imagen que salió de sus propias entrañas. El manifiesto suscrito por un grupo de personas que son parte de esa entidad pidiendo la renuncia del presidente Medina recibió un rechazo generalizado y el sector oficial el desliz para identificar que es el fin último de la entidad crear un caos institucional con la interrupción del mandato del gobernante. A lo interno del movimiento hay quienes han planteado ampliar los temas de demanda más allá de la corrupción y la impunidad y también que se conviertan en partido político, pero no hay consenso en su futuro.

No hay comentarios:
Write comentarios

Recommended Posts × +