sábado, 25 de febrero de 2017

Natanael Gutiérrez: emprendedor que lleva soluciones bucales

DSCS1170jpgMartin Polanco / El Caribe

 
Barahona.- A Natanael Gutiérrez el interés por la odontología se le despertó desde niño, a partir de una experiencia negativa que tuvo, cuando le extrajeron dos piezas bucales.
 
Tiene una clínica equipada con aparatos de última generación, crea empleos en la provincia Barahona, da espacio a jóvenes estudiantes de su misma disciplina y para encaminar su negocio por mejor sendero le valen mucho los conocimientos que posee sobre mercadeo.
 
“Me surgió el interés desde niño por la odontología, luego de que me llevaron al hospital público de aquí. Sentí que el atendimiento que me dieron aquella vez no era el ideal. Yo era un niño inquieto… al día siguiente me regresaron y me dejaron interno luego de haberme extraído dos piezas. 
 
De esas dos piezas que me extrajeron me dio una hemorragia. Fue mi primer internamiento y fue precisamente en la odontología”, le dice Natanael a un equipo de elCaribe que se trasladó desde la capital dominicana a conocer su trabajo y empresa.
 
En Barahona, Natanael no necesita presentación. Se conoce en cada esquina. Preguntar por él es lo mismo que decir NatClinic, de la que es director clínico. Su nombre se asocia a emprendimiento. Es un “tipo” que ha venido escalando peldaños por aquí y eso no entra en discusión. El establecimiento que dirige tiene un staff de especialistas de diez dentistas. 
 
“Con la odontología puedo mantenerme como un individuo independiente, algo que aprendí de mi padre. Siempre me decía que eligiera una carrera donde fuera mi propio jefe, donde pudiera emprender y no tuviera que quedarme rezagado. Y le hice caso”, dice Natanael. La carrera odontológica es una donde siempre hay demanda. 
 
Si hay otras clínicas…otros negocios de este tipo, ¿por qué venir donde ti y no donde otro? le pregunta este diario al emprendedor Natanael. Su respuesta fue esta: “Nos hemos preocupado por ser una de las mejores clínicas de la región y del país”.
 
Y agrega: “Esta clínica compite sin problema con cualquiera de Santo Domingo o Santiago. Incluso, uno de los mayores distribuidores de productos dentales nos visitó hace poco y dijo que hasta ahora no ha visto una clínica que tenga más equipos. 
 
Puede que haya una con más volumen, pero no con más equipos. Y me dicen que aquellas que quizás compiten en tecnología, no generan tanto volumen como nosotros. Es decir, no tienen diez dentistas ni tantos consultorios”.

Eso que dice Natanael significa que la cuota de “ver pacientes” (en otros negocios) es más reducida que en el suyo. El negocio de Natanael no es el único del ramo en la provincia. En Barahona hay entre 15 y 17 dentistas más que trabajan y se ha abierto una policlínica nueva que ofrece el servicio de odontología también.
 
La profesión que ejerce el doctor Natanael es cambiante y amerita mucha actualización. “En la especialidad que realicé en Brasil nos dijeron que si nos fuéramos a nuestro país únicamente con la preparación que adquirimos en esa nación y nos alejábamos de los estudios por dos años quedábamos desfasados. Nos dijeron que debíamos de estar constantemente estudiando”, rememora.
 
A NatClinic no para de llegar gente. Unos van por un problema de muela y otros por un tema distinto relacionado con la odontología. En fin, la empresa de Natanael siempre tiene clientes. “El trabajo serio es una garantía”, dice. “La odontología ha sido costosa históricamente porque tiene diferentes renglones. 
 
Casualmente, estamos colocados en un renglón medio. Queremos dar atendimiento de media y alta calidad. Digo media porque aún en el sur del país tenemos una realidad socio-económica fuerte”, comenta Natanael, sin soltar interés en el tema. Se siente cómodo abordándolo.
 
“No vamos a decir que esto no es rentable… solo que para nuestra realidad aquí en Barahona, en esta zona, nos obliga a acomodar los precios, aunque tengamos niveles para trabajar con los más altos estándares del mercado”, indica.
 
El éxito de Natanael está ligado a su esposa Émely Soto. De ella habla con orgullo y razones tiene suficientes. Émely es pieza fundamental en la empresa, dice el director clínico de NatClinic.

No hay comentarios:
Write comentarios

Recommended Posts × +