lunes, 26 de octubre de 2015

PN mata dos civiles y un agente muere durante balacera que duró tres horas.

La vivienda donde se alojaban los supuestos sicarios fue impactada con decenas de balas de los policías.Bonao. Tres personas, un policía y dos civiles, murieron en una balacera en el sector Jerusalén, del kilómetro 5 de la carretera Piedra Blanca-Maimón, provincia Monseñor Nouel.Los residentes en la zona manifestaron que dicha balacera duró aproximadamente tres horas, situación que provocó pánico debido a que ocurrió en la madrugada. 


Destacaron que no conocían a las personas que habitaban dicha vivienda, por lo que no se imaginaban que se trataba de delincuentes.

Dentro de la vivienda había varios niños y una mujer, quien, según las versiones, es pareja de una de las víctimas. Todos salvaron la vida milagrosamente al refugiarse debajo de camas, debido a la cantidad de disparos que hubo en el enfrentamiento, donde para repeler el ataque de los hoy occisos los policías tiraron bombas lacrimógenas.

Desde el televisor plasma, nevera, muebles, vasos y otros enseres fueron perforados por las balas. No quedó un ventanal de cristal sin ser impactado por los disparos. Según versiones de los residentes en el sector Jerusalén, en el operativo participaron más de 50 policías, los cuales rodearon la casa, que en su exterior tiene impactos de balas en todas sus paredes.

En el hecho cayeron abatidos los supuestos “sicarios” José Aurelio Ovalles (Maicol), de 35 años, y otro sólo conocido como “José”, quienes alegadamente eran perseguidos en atención a órdenes de arresto emitidas en la jurisdicción de Santiago.

Incautaciones

A los supuestos delincuentes se les ocuparon tres pistolas, dos fusiles, varios cargadores, una balanza, 50 gramos de una sustancia blanca que la Policía presume es cocaína, además de un carro Honda Accord del año 2008 y otras evidencias.

En las afueras de la vivienda la Policía recolectó cientos de casquillos, los cuales fueron disparados durante las casi tres horas de balacera. 

“Cuando los agentes Swat de Santiago se presentaron a la casa en donde estaban los delincuentes, en la calle Segunda del sector Jerusalén, esos antisociales los enfrentaron a tiros. En ese enfrentamiento dos policías resultaron heridos y fueron llevados a un centro de salud en Santiago, lugar en el que uno de los dos, identificado como Franklin Reyes, perdió la vida”, refirió el vocero policial, Máximo Báez Aybar. 


Agente deja dos niños en la orfandad
El raso Franklin Reyes, abatido durante un enfrentamiento con presuntos sicarios, dejó dos niños (uno de dos años y otro de 10 meses de nacido) en la orfandad. El agente de 25 años residía en San José de las Matas desde hace dos años tras casarse con la profesora Tania Aurelia Jáquez, quien lloraba diciendo “le han quitado la vida a una persona excelente”, mientras esperaba la entrega del cuerpo de su esposo.

No hay comentarios:
Write comentarios

Recommended Posts × +