viernes, 21 de agosto de 2015

¿Por qué dudan los vecinos de la madre de Carla Massiel?

La madre de Carla Massiel cuenta todo lo difícil que han sido todos esos días sin su pequeña, desaparecida el 25 de junio.SANTO DOMINGO.- La Actitud tranquila de la madre de Carla Massiel ante la desaparición de su hija, podría ser la causa que ha llevado a los vecinos a decir que esa señora tiene algo que ver con la ausencia de la niña de nueve años.


“Su actitud me hace pensar que ella tiene algo que ver, pero cuando hablo con ella me confundo. No sé qué pensar, porque tal vez esa es su forma de ser y no todo el mundo reacciona igual ante ciertas circunstancias”. Así se expresó ayer una vecina de Diolandita Cabrera, madre de la menor desaparecida desde el 25 de junio del presente año. 

Mientras que otros residentes de la comunidad de Los García, en La Guayiga, comunidad ubicada a la altura del kilómetro 22 de la autopista Duarte, con los que elCaribe conversó, coincidieron en su forma de pensar al respecto. Dicen que la mujer lleva menos de un año viviendo en esa comunidad y ha sido mínimo el trato que han tenido con ella.

En ese sentido, la madre de Carla Massiel admite que en el tiempo que lleva residiendo en la comunidad, se ha relacionado poco con la gente. 

“Cuando tú no molestas a los demás, eso parece incomodarles. Tal vez por eso piensan mal de mí. Pero Dios es grande, él vio todo y sabe que no tengo nada que ver. Creo en Dios y en la justicia para que mi hija aparezca y se aclare todo”, expresó Cabrera.

En tanto que el presidente de la Junta de Vecinos de la comunidad, Hilario Moore (Leo), se niega a creer que Diolandita Cabrera haya sido capaz de hacer algo en contra de su hija, pero tampoco concibe que el religioso, solo conocido como Luis, tenga algo que ver con el hecho. 

“Este miércoles yo tuve que mediar entre la madre de la niña, el religioso y la comunidad, pues se presentó una situación incómoda debido a las acusaciones de una y otra parte, sin embargo, no creo que ninguno tenga que ver en eso”, dijo el representante comunitario.

Agregó que tal vez la madre acusa al religioso porque éste invitó a sus hijas al culto, pero justificó que “Luis” no solo invitó a las niñas, sino también a la madre, ya que supuestamente la actividad fue realizada a la intemperie y por eso invitaron a todas las personas de la comunidad. elCaribe intentó hablar con Luis, pero no fue posible, pues no se encontraba en la localidad.

Otros de los lugareños que aceptaron hablar manifestaron que dudaban de la madre porque los hijos de ella siempre estaban caminando por las calles sin ningún cuidado. Diolandita Cabrera dijo que antes de que pasara el caso trabajaba como doméstica para ayudar en la manutención del hogar. 

Después de lo ocurrido, Cabrera abandonó su trabajo para afrontar el caso y cuidar a los demás hijos, pero esa decisión también le ha costado trabajo, ya que se están manteniendo con ayuda de familiares y con los pocos ingresos de su marido.

Que sometan a especuladores

Si hay un punto en el que están totalmente de acuerdo tanto residentes en la comunidad de Los García, así como la madre de Carla, es que las autoridades deben investigar y someter a la acción de la justicia a quienes publicaron la versión de que la niña había aparecido. 

Creen que detrás de esas versiones podrían estar personas mal intencionadas que hacen lo que sea para desviar la atención de los organismos de investigación. 


La melliza puede perder el año escolar
La melliza de Carla Massiel podría perder el año escolar que inició esta semana. ¿La razón? La madre siente temor de enviarla a la escuela, debido al trauma que le ha generado la desaparición de Carla Massiel. Sentada en el frente de la casa de madera y zinc en la que vive, Diolandita Cabrera expresó muy desanimada, que siente pánico de enviar a la niña a la escuela, pues dice que se moriría si le pasa algo a quien es el reflejo de su hija desaparecida.

Como una forma de proteger a la hermana de la niña desaparecida, la madre decidió sacar a la menor de la comunidad y dejarla al cuidado de unos familiares. “Ella no ha ido a la escuela. Yo siento miedo”, dijo Cabrera, quien manifestó que ya no sabe qué pensar, pero que mantiene las esperanzas de que su hija aparezca sana y salva.

A pesar de esto, los residentes de la comunidad de Los García y la madre de la niña, expresaron que la Policía Nacional ha estado pendiente del caso. Diolandita Cabrera confirmó que el jefe de la uniformada, Nelson Peguero Paredes, la visitó personalmente y que en varias ocasiones los agentes la han interrogado a ella y a los demás.


No hay comentarios:
Write comentarios

Recommended Posts × +