lunes, 31 de agosto de 2015

El Gobierno apoya su modelo de desarrollo en el crédito

Con Banca Solidaria el Gobierno atiende a pequeños entes productivos urbanos.SANTO DOMINGO.- El presidente Danilo Medina lleva tres años aplicando un modelo económico catapultado por el crédito, en el que ha aumentado el financiamiento a los sectores productivos y abierto las puertas a las áreas y actividades que han carecido de acceso al dinero.


Acciones directas del Poder Ejecutivo a través de instancias creadas y/o reactivadas para facilitar créditos a sectores necesitados de financiamientos pero carentes de oportunidades, se han combinado con medidas de la Junta Monetaria y el Banco Central para estructurar un modelo en el cual el crecimiento económico, y la creación de empleos, estén empujados por el aumento del crédito.

Banca Solidaria (BS), una especie de versión del Banco de los Pobres concebido por Medina, es el instrumento mediante el cual el Gobierno sustenta su política de atención a los pequeños entes productivos urbanos. Una condición esencial es la asociatividad, la unión de personas que realizan una misma actividad, en forma individual, para que se unan en forma de cooperativa, para poder ser sujetos de crédito vía BS.

Acompañamiento

Para apoyar a la producción en el campo, el Presidente reactivó el Fondo de Desarrollo Agropecuario (FEDA), una entidad que prácticamente se había convertido en un repartidor ocasional de pollitas, caprinos y hasta ciertas unidades de vacas. Pero su impacto en el aumento de la producción y el empleo rural había sido muy escaso. Con las visitas sorpresas “planificadas” del Presidente Medina los fines de semana a distintos poblados, el FEDA ha sido reivindicado y convertido en la ventanilla crediticia de los productores agrícolas que no califican para financiamiento en las instancias formales, incluido el Banco Agrícola. Como parte del trípode financiero armado por el Gobierno, el propio Banco Agrícola ha concedido cifras históricas de préstamos para el sector agropecuario dominicano.

Para completar el círculo financista del Estado, la Fundación Reservas, una especie de brazo social del banco comercial del Estado, tiene una cartera importante de créditos entre sectores asociados. La entidad canaliza sus créditos actuando como banco de segundo piso, es decir, que no presta directamente a los futuros deudores, sino a través de un intermediario, pero con sus condiciones.

En esa misma dirección y dentro del interés estatal de buscar la “seguridad alimentaria”, el Banco Agrícola fue capitalizado, cuya inyección de recursos frescos desde el Presupuesto Nacional posibilitó que en los primeros tres años de gestión, el tradicional organismo de crédito al sector agropecuario concediera financiamiento por la histórica suma de RD$41,800 millones.

El objetivo esencial de la facilitación de crédito impulsada por el Gobierno es además de que los beneficiados creen riquezas, que contribuyan a generar empleos, para que cooperen con la meta presidencial de crear 400 mil puestos de trabajo en el período 2012-2016.

En esa dirección, los financiamientos concedidos por BS han contribuido a crear 48 mil 616 empleos durante los tres años de funcionamiento, según última encuesta de medición hecha por la entidad, informó la institución.

Esa cifra supera la meta que le puso el Presidente de la República a la institución de crear 40 mil empleos en cuatro años, “y apenas vamos por el tercer año”, dijo BS a través de su encargado de relaciones públicas, Luis Brito.
Desde el 2013 hasta el 16 de agosto en curso, BS ha concedido préstamos por RD$8,800 millones, a un universo de 194 mil 833 beneficiarios.

En los primeros dos años de Gobierno, la Presidencia de la República estuvo aportando, vía presupuesto general del país, algo más de mil millones de pesos para las operaciones crediticias de BS, que se colocan a una tasa del 1% mensual o 12% anual.

Bajo el supuesto nacido de la idea del presidente Medina de que los pobres son buena paga, los financiamientos del principal programa de BS se conceden sin garantías específicas, con la palabra solidaria de quienes se asocian para ser sujeto de crédito. El alto nivel de recuperación, que supera el 95% de los créditos concedidos, está confirmando la opinión del mandatario. Cada mes BS tiene un elevado nivel de recuperación, con lo cual expande su cartera de crédito. En el 2013 el promedio mensual de recuperación fue de RD$204.0 millones, subió a RD$280.0 millones en el 2004 y para lo que va de año aumentó a RD$300.0 millones.

Contados 239 proyectos

En el caso del FEDA, los financiamientos que ha concedido han sido fruto de las visitas sorpresas que cada semana realiza el Presidente de la República a diversas comunidades, esencialmente rurales, donde hay núcleos de productores de diversos géneros, que carecen de acceso al crédito formal.

Estadísticas de esa dependencia, que en sus orígenes captaba y canalizaba recursos externos para programas agropecuarios, la acción crediticia durante la actual gestión gubernamental ha alcanzado 239 proyectos. Hasta el 17 de agosto en curso, el FEDA había otorgado financiamientos por un monto global de RD$2,660.43 millones, de los cuales había desembolsado RD$2,192.08 millones y tenía pendiente de desembolsar RD$468.35 millones.

La acción del organismo ha beneficiado en forma directa a 39,925 personas e indirectamente a 159,700. Cálculos del propio FEDA dan cuenta que sus financiamientos han creado 50,981 empleos directos y 119,256 indirectos.

El sector agrícola, con 95 de los 239 proyectos financiados, ha sido el mayor receptor de los créditos. El monto prestado a ese sector es de RD$1,200 millones. El subsector pecuario ha sido el segundo mayor beneficiario, con 84 proyectos financiados, con un valor global de RD$766.2 millones. En tercer lugar el componente agroindustrial, con 37 proyectos apoyados, con un valor de RD$528.65 millones.

Por destino geográfico, San Juan de la Maguana, Santo Domingo, Barahona, San Cristóbal, Monte Plata y Hato Mayor han sido los pueblos donde mayor cantidad de proyectos ha financiado el FEDA.

Junta Monetaria y el BC en dirección 
Mientras el Gobierno apoya a los micro y pequeños productores mediante sus brazos financieros del FEDA y BS, y el Bagrícola expande su cartera hacia los productores que califican para préstamos en el sistema formal, la JM y el Banco Central han aplicado una política monetaria dirigida a facilitar el financiamiento al sector privado, especialmente hacia la producción y al sector vivienda. En dos ocasiones han liberalizado fondos del encaje legal (por cerca de RD$40,000 millones) para abaratar y dirigir créditos hacia el sector de construcción. También el Banco Central ha rebajado su tasa de interés de política monetaria. 
Tasas
El Banco Central ha enviado señales claras al mercado de que el costo del financiamiento debe disminuir.


No hay comentarios:
Write comentarios

Recommended Posts × +