martes, 21 de abril de 2015

Estrés por sequía quitará rendimiento a caña de Barahona.

La falta de agua ha golpeado severamente esta plantación de caña.BARAHONA. La escasez de agua que afecta a la región suroeste está causando un “estrés” a la producción de caña que mermará su rendimiento y obligará a dejar ociosas tierras que antes se sembraban. 


De acuerdo a informaciones ofrecidas a elCaribe, el Ingenio Barahona mermará para su próxima zafra unas 100 mil toneladas de caña por la falta de agua, y entre 10 mil y 12 mil toneladas menos de azúcar. Los pronósticos que existen son que por ahora no caerá agua y de que la temporada ciclónica podría ser una de las menos activas de los últimos años. Con un panorama así la situación es más preocupante y podría incrementar el color amarillento que presenta la producción actualmente. 

“La caña se ve amarillenta, cuando lo correcto es que esté verde. El crecimiento que se da por la actual sequía es anormal y las explicaciones que ofrecen los agrónomos es de que la caña está muy estresada, no está creciendo”, explica a este diario Marcos Cadet, gerente de Comunicaciones de Consorcio Azucarero Central (CAC), en un recorrido por algunos campos en cultivo. Uno de los lugares donde las plantaciones presentan nivel de estrés es en la comunidad Los Robles, en este caso, perteneciente a Bahoruco.

Cuando se siembra menos caña esa merma afecta directamente en la mano de obra, porque los obreros que laboran “por ajuste” tienen menos áreas disponibles. El Ingenio Barahona concluyó la zafra 2013-20014, con una molienda de 687,104 toneladas de caña, logrando producir 72,678 toneladas de azúcar y un rendimiento récord de 10.58%, pese a las dificultades ocasionadas por la sequía y falta de agua en la zona.

Para la presente zafra 2014-2015, según los números ofrecidos, se estima una producción de 63 mil toneladas de azúcar y alrededor de 600 mil toneladas de caña, lo que representa una caída en la producción como consecuencia de la falta de agua. Se está cosechando menos caña porque la falta de agua ha impactado muy significativamente.

El CAC está dejando de renovar entre 1,500 y 1,800 hectáreas de cultivo, lo cual implica que la siguiente zafra (2015-2016) habrá mucho menos caña. La sequía prolongada en el suroeste del país ha dejado sin agua a ríos y canales y muchas de las plantaciones han quedado prácticamente exterminadas. La presa de Sabana Yegua, en Azua, ha entrado en su nivel más crítico.

Está en la cota o altura 358.46 (metros sobre el nivel del mar), con una entrada diaria de agua a su vaso de 7.8 metros cúbicos por segundo y con una salida de cuatro metros cúbicos por segundo. La presa en su estado normal, recibe entre 14 y 20 metros cúbicos de agua, sin que se produzcan grandes lluvias.

Que acuda el Gobierno

La sequía en las provincias del suroeste ha obligado a dueños de tierras, que antes se sembraban otros rubros a no hacerlo. Significa que actualmente muchas familias no saben con exactitud de dónde obtendrán el sustento del hogar. “Nosotros esperamos que ahora que hemos quedado en el aire, sin poder producir, las instituciones del Plan Social y otras se presenten por aquí a ayudarnos. No está de más que Inespre venga a vender barato”, dice José Féliz, un agricultor de la zona. Otros productores, como Carlos Mena, sostienen que “es importante también que nos visiten algunos funcionarios del área agrícola.  

No hay comentarios:
Write comentarios

Recommended Posts × +